EL EDITORIAL QUE NUNCA SALIO PUBLICADO

1
1790

EL EDITORIAL QUE NUNCA SALIO PUBLICADO. MIENTRAS EL AUTOR Y LOS CIUDADANOS DORMIAN, EL GOBIERNO VOLVIO A CAMBIAR LAS REGLAS DE JUEGO.

El Gobierno acomoda las reglas a su conveniencia            Para Aurora Israel

Los ciudadanos tienen la palabra 

Autor: Bernardo Ptasevich

No quiero hablar del Primer Ministro de Israel para no ofender su investidura.  Sin embargo me voy a referir al político Benjamin Netaniahu quien como un ilusionista, mago o prestidigitador, hace lo que sea con tal de continuar en el poder. Hubo una época muy cercana en que nuestros valores no hubiesen permitido estas licencias.

De la noche a la mañana el gobierno nos coloca a la víspera de una nueva elección, fuera de tiempo y forma, que solo tiene carácter especulativo. Esta decisión nos muestra una cara muy fea de quien tiene en sus manos los destinos del país y de sus ciudadanos. Por más que haya sido apoyada desde distintas posiciones políticas, cada una por diferentes causas, no hay en realidad motivo que justifique  un cambio de calendario. La democracia y el sistema electoral deben ser solidos. Los periodos de los gobiernos no pueden ser cambiados caprichosamente según los sondeos de opinión que además son muchas veces distorsionados. Conocimos en estos días una encuesta sobre quien es el más apto para manejar el gobierno. El resultado fue de un 48 % para el Primer Ministro.  Podría interpretarse a la luz de la situación que los ciudadanos somos unos ineptos, algo que no comparto. Es posible que los ineptos se encuentren en las esferas de poder, esas que no se han modificado por años,  pero no en la ciudadanía. Durante décadas, cambiaron las formulas, los partidos, la presentación, pero nunca cambian los personajes. La encuesta de por si no tiene la validez que quieren darle. En un momento en que la oposición ni siquiera tiene definidos candidatos, no se pregunto «a quien votara usted en las próximas elecciones”. Estando totalmente en desacuerdo con muchísimas de las políticas del gobierno, quizá hubiese contestado que hoy por hoy es quien está en mejores condiciones de manejar el país. Esto es así porque Netaniahu no ha dejado resquicio ni lugar a otras opciones y porque disfruta de un poder casi absoluto rodeado de socios que ha comprado para formar gobierno y le deben cierta fidelidad. Seguramente la encuesta fue encargada por los propios interesados y la pregunta fue realizada induciendo a la respuesta.

Se quiere aprovechar la falta de oposición

En estos momentos no hay oposición que pueda competir con el actual Presidente. Pero eso no será para siempre. Hay movimientos que indican que pronto habrá quien pueda hacerle frente con alguna posibilidad de equilibrar un futuro gobierno. Es importante que los ciudadanos entiendan que se debe evitar una mayoría absoluta en las próximas elecciones. Si hoy vemos que se gobierna lejos de los problemas de la gente y ajenos a la opinión de la mayoría de la población, de obtener votos suficientes para hacerlo, el manejo del próximo periodo tendrá  un carácter absolutamente autoritario. Los ciudadanos deberían haber aprendido de las experiencias conocidas en otras partes del mundo sobre qué es lo que pasa cuando el gobernante de turno es omnipotente y dueño de todas las decisiones sin necesidad de discutirlas, de mejorarlas, o consensuarlas.

Asistiremos a un urgente reacomodamiento político 

El abrupto adelantamiento de las elecciones traerá movimientos urgentes de todo el frente político que estaba casi dormido. Todavía no sabemos con quien irá a las elecciones el actual Ministro de Defensa Ehud Barak, aunque  los votos que puede arrimar en la actualidad son muy pocos. El Ministro de Exteriores Agvidor Liberman, uno de los que seguramente vera crecer su porcentaje y  la cantidad de bancas espera lograr mayor caudal de poder en una futura coalición.  El no ha defraudado al electorado que lo apoyo en las últimas elecciones porque se mantuvo en sus trece a pesar de integrar el gobierno. El anunciado incendio que provocaría su presencia en las relaciones internacionales nunca se produjo. Lejos de aceptar sus ideas, es bueno reconocer que ha sido pragmático y ha defendido lo suyo sin llegar a extremos que hagan peligrar o sucumbir nuestras relaciones con el mundo. Ha visitado países y gobernantes con una agenda cargada sin que pase nada de lo que todos esperábamos. Esa realidad le agregara votos de quienes no lo acompañaron temiendo lo que no ha sucedido.  Los partidos religiosos mantendrán su caudal histórico, aunque dependiendo del resultado de la votación podrán tener mayor o menor incidencia en un futuro gobierno. El partido laborista aportara poco pero puede sumar también a futuras coaliciones. Kadima ha terminado de destruirse en las últimas  elecciones internas. Shaul Mofaz no es un personaje que pueda arrastrar votos y no tiene nada nuevo para decirnos. Queda la incógnita del apoyo que pueda recibir el nuevo partido “Atid”  fundado por Yair Lapid. Veremos cuál es su capacidad de reacción ante el adelantamiento de las elecciones y si conseguirá sumar apoyo de otras personalidades que acerquen la experiencia que no posee. Por su parte, Tzipi Livni ha renunciado a tiempo, justo antes de la disolución del parlamento.  En sus declaraciones a la prensa anuncio que no se retira de la vida pública. Quien ha sido el candidato más votado en las últimas elecciones deja con eso la puerta entreabierta. El reloj juega en contra pero en política nada es definitivo, todo puede suceder.

Objetada por muchos por no transar a cambio de poder

Si usted me dice que no está de acuerdo con las ideas de Tzipi Livni,  yo lo respeto, así es la diversidad y la democracia. Si me dice que ella no le gusta para ser Primer Ministro por una u otra causa, también lo respeto, así son las opiniones. La unanimidad de pensamientos no es positiva. Pero hay miles de israelíes que la descalifican diciendo que  no fue capaz de formar gobierno. Esa es la escusa por la que dicen preferir a quien sí lo ha logrado. Es increíble el cambio de valores que ha experimentado la sociedad. Lo que debería ser una gran virtud se convierte por arte de magia en un gran defecto. La honestidad, ser fiel a los principios, no venderse al mejor postor, no entregar los ideales a cambio de poder, son todos los supuestos defectos que ella tiene. En mi concepto, estos supuestos defectos son virtud suficiente para que sea digna de tener en cuenta. Es una reserva de moralidad, una personalidad limpia destinada a papeles importantes en la vida política de Israel. Si no es ahora, será mas adelante, pero es seguro que seguirá aportando su trabajo mostrándonos sus convicciones sin ceder a los deseos irrefrenables de poder como los que otros tienen. No abundan políticos que actúen de esa forma. Israel necesita muchísimos dirigentes que sigan esa línea. Ellos solo llegaran cuando la actual camada de “carcamanes de la política” deje paso a las nuevas generaciones. Pero no se ilusionen. Eso no sucede en forma automática, y menos si nuestra ayuda. El voto es el arma de los ciudadanos. Si no lo usamos para cambiar las cosas, seguiremos por siempre en este círculo de dádivas a cambio de poder.  En pocos meses tendremos que elegir. Por un lado quien ya nos ha demostrado todo lo que es capaz de hacer para ocupar el más alto cargo que pueda ostentar un político. Por el otro la esperanza de cambiar. Regresar a los valores y a las ideas por sobre la conveniencia personal. Usted tiene la palabra.

1 Comentario