SE BUSCA

0
1286

SE BUSCA LÍDER HONESTO Y CAPAZ PARA DIRIGIR AL PAÍS

No es condición ser político ni parte de un partido tradicional

Autor: Bernardo Ptasevich

nota del autor. Aunque este editorial fue escrito en marzo de 2018 su contenido mantiene vigencia en mas del 90 por ciento, por ello he decidido publicarlo.

Este manejo debe terminar. Cambiar las reglas de juego de acuerdo a la conveniencia propia no es parte de la democracia. Por una vez la mayoria esta de acuerdo que no es el camino que se debe de tomar. La persona involucrada en irregularidades no debe ser la que diga que hacer y cuándo hacerlo. Por más fuerte que sea, la realidad actuara como una termita en un árbol, aunque el árbol se vea robusto desde el exterior. Si el Primer Ministro tiene que dar un paso al costado, debe hacerlo sin influir en las acciones necesarias para llenar el vacío en el cargo. 

LAS ENCUESTAS Y LOS MEDIOS ESTÁN CONTAMINADOS

Alguien manda hacer las encuestas y paga por ellas. Por lo tanto no son válidas como algo definitivo, ni para un lado ni para el otro. Además se hacen en la oportunidad deseada, donde hay estados de ánimo y situaciones que van a cambiar si el Primer Ministro es enjuiciado. Las encuestas no son puras, están contaminadas por el patrón de turno. Los medios de difusión tienen intereses, incluso algunos están incluidos en la investigación. Por ello no son neutros. Están contaminados de parcialidad de acuerdo a su conveniencia y la posibilidad de conseguir más ganancias y más poder. 

MÁS EMOCIONES QUE RAZONAMIENTO

La población está llena de emociones, y sabemos que la emoción no da lugar al razonamiento. El cariño o incluso el amor, la admiración, la lealtad, el deseo, hace que muchas personas se nieguen a ver la realidad. No es que el Primer Ministro sea culpable, solo la justicia lo puede determinar. Pero los indicios son reales, y negarlos no es parte del razonamiento sino de las emociones. Afirmar que todo es cierto si no simpatizas con el PM, también es parte de las emociones. No es fácil llegar a un punto de equilibrio porque los ciudadanos tampoco somos estériles, estamos contaminados de partidismo por un candidato, por otro o por el rechazo de todos. Pero no se puede gobernar un país con emociones y mucho menos con sospechas. Siempre estarán presente las emociones pero debe primar el razonamiento. Es responsabilidad del gobierno y sus instituciones, por lo tanto de todo aquel que cumpla una función en ellas, actuar con razonamientos claros en beneficio del país y de los ciudadanos. 

UN PAÍS CON INTELIGENCIA Y CREATIVIDAD 

Israel es considerado en el mundo por la inteligencia y la creatividad de sus ciudadanos. Aun quienes nos odian utilizan todos los productos y servicios que fueron creados y desarrollados aquí por gente mucho más capaz que la media en el mundo. Pero resulta que cuando hablamos de gobernar, muchos israelíes creen que solo una persona está capacitada para hacerlo, al punto de querer perdonarle cualquier irregularidad o delito. Es posible que debamos buscar en otras áreas, no en la agotada casta de los políticos y los partidos. Es absolutamente seguro que hay gente muy capacitada y honesta capaz de dirigir los destinos de este país. Los partidos están corruptos, la mayoría de los políticos lo están porque han usado estos métodos para ser quienes son y ocupar los cargos que ocupan. Convengamos entonces que cambiar por alguien de ese sector puede llegar a ser “más de lo mismo”. Por ello no se trata de derecha o izquierda, se trata solo de capacidad y honestidad. Es posible que los candidatos potables y capacitados no tengan la experiencia. No pueden tenerla, porque los políticos se adueñaron de la escena y el escenario sin dar lugar a nadie que no acepte sus dudosas reglas en el camino hacia la meta. Pero alguien con la capacidad suficiente, con la integridad y la credibilidad que se necesita, se podrá rodear de gente con experiencia en cada área. Nadie sabe todo de todo, creanme que ni siquiera todos los Primer Ministro y Presidentes del mundo. Que crean saberlo todo es otra cosa. 

ELECCIONES DE URGENCIA NO ES EL CAMINO

Si vamos a convocar elecciones de urgencia vamos a conseguir lo mismo que tenemos. Debe haber un proceso adecuado en tiempo y forma. Aun si al final tenemos que elegir entre los políticos de raza, hoy votariamos por emoción, como si se tratara de hinchas de un equipo de fútbol. El amor por la camiseta nos llevará a un mal destino, y eso es válido para todos. Vemos que sigue la soberbia y la lucha por ser el Number One en cada partido, en cada organización. Nadie quiere ceder su lugar. Esa arrogancia no permite la unión detrás de objetivos o programas que puedan comunicarse claramente a la población por encima de quienes la lleven adelante. Es un tema recurrente en el oficialismo y en la oposición. 

COALICIÓN POR DÁDIVAS O POR PROGRAMA DE GOBIERNO

El sistema electoral israelí hace que un candidato que no sea el más votado termine siendo quien gobierna. Hasta el momento esto se ha logrado por concesiones espurias, dando a quien exige lo que no se puede dar a cambio de apoyo para lograr mayoría. Así nos ha ido. Hemos quedado en manos de las minorías que manejan en las sombras al gobierno dando o quitando su apoyo si no le dan lo que piden. Una extorsión política intolerable si pensamos en términos del bienestar del país que es utilizada por los políticos como algo normal. 

TRANSPARENCIA EN LUGAR DE SOMBRAS

Debido a que en el país no existe hoy una mayoría absoluta de ningún sector, las coaliciones serán imprescindibles. Hasta ahora esos acuerdos se hicieron en las sombras, sólo trascienden los cargos que se dan a quien aporta para hacer mayoría. Luego en el gobierno cada uno empuja para su quinta aunque ello vaya en contra de lo que realice, pretenda o haya prometido el líder de la coalición formada. Esto debe cambiar y los ciudadanos debemos exigir a quienes vamos a votar el manejo transparente de sus acuerdos políticos. Unirse por puntos de coincidencia y compromiso a llevar a cabo ciertas acciones de gobierno es legítimo y deseable. Comprometerse ante la ciudadanía con detalles claros del acuerdo y del programa debería ser obligatorio. No podremos reclamar si no hacen lo que no nos han dicho que van a hacer. Por ello prefieren dejar todo en la nebulosa, cuando menos visibilidad mejor para hacer lo que quieran.  Llegó la hora de cambiar dudas por certezas, corrupción por honestidad, oscuridad por transparencia. Si los políticos no cambian su práctica habitual, dejan de lado la soberbia y la ambición personal entregando a la población ideas y objetivos claros, seguiremos siempre a los tumbos sin tomar el camino adecuado para todos los israelíes y no solo para un sector determinad