LOS MALOS MANDAN merecemos algo mejor

0
1183

Editorial para Memoriasdelmundo.net       21 12 2019

Autor: Bernardo Ptasevich

De pronto, aunque antes tambien sucedia pero no tan generalizado… TODA LA GENTE MÁS MALA QUE HAY EN ESTE MUNDO comienza a obtener PODER. De repente aparecen en los puestos claves, en esos que deciden cómo será nuestra vida, nuestros días cotidianos, los actuales y también nuestro futuro. 

Cuando menos lo esperas, esa MALA GENTE que estaba agazapada esperando el momento, aparece ocupando los más altos cargos de los gobiernos en muchos países. Se ponen un traje y una corbata, algunos lentes que les de un toque intelectual, y empiezan a negociar con unos y otros SIN ESCRÚPULOS y prometiendo favores, salvoconductos o ganancias con dinero que no es suyo sino de los ciudadanos. 

No todos los que aparecen en los cargos más importantes llegan a ellos por medio de un procedimiento ilícito, algunos por supuesto que sí y lo hacen manipulando leyes, reglas, organizaciones, dinero y personas. Pero lo más sorprendente de todo es como llegan a ese lugar los que no necesitan siquiera hacer demasiadas trampas. 

Estos personajes, que devienen también en figuras públicas, tienen un atractivo para la gente, algo oculto, una magia imperceptible. Muchísimas personas, a veces la mayoría de los habitantes de una determinada ciudad o un país, los convierte en ídolos, los convierte en alguien que ellos quisieran ser. Se deslumbran por sus novias o novios, por sus ropas, sus autos, por sus casas desopilantes, por sus escándalos, y finalmente por su poder, ese que ellos mismos sin darse cuenta le otorgan. 

Los programas de TV, los de chismes y también los de actualidad, política sociales o noticias, muestran todas las cosas malas que hacen o que son esos individuos como UNA VIVEZA. Son gente especial, con permisos especiales, con normas propias, sin respeto por las instituciones ni por los ciudadanos. En la mayoría de los casos no solo buscan poder sino que por su intermedio el objetivo es acumular más dinero y bienes. 

Y así la misma gente los pone en los lugares de privilegio, esos que deberían ser para defender, cuidar y hacer progresar a los ciudadanos, las ciudades o países. lo hacen sin pensar que estos individuos van a perjudicar en forma proporcional al poder que tengan, cuanto más poder más daño podían hacer a los demás en beneficio propio. 

Y así van naciendo gobiernos corruptos, gobiernos a los que solo les interesa su círculo de amigos o socios, gobiernos que se burlan de quienes los pusieron en esos cargos, individuos que luego son muy difícil de remover. Aun si al final se logrará desprenderse de esas lacras perjudiciales,  la cantidad de años que pueden mantenerse en el poder será suficiente para enriquecerse, conseguir cosas para su beneficio actual y futuro. 

Les va tan bien en la vida que sus admiradores quieren ser como ellos y por lo tanto los votan o apoyan en forma permanente tratando de conseguir alguna ventaja o de subir un escaloncito en la supuesta escalera que subieron antes quienes llegaron al poder. Quienes siguen ese camino, poco a poco van dejando de hacer sus habituales cosas buenas en la vida para imitar a sus ídolos convirtiendo este problema en un espiral sin final. 

Una gran cantidad de gente buena, trabajadora, responsable, que quiere a su familia, a su pueblo o ciudad y a su país es ametrallada por los medios con los éxitos de la MALA GENTE, haciéndolos sentir tontos por haber decidido seguir el camino correcto. “Papá, mira el diputado la casa que tiene, el auto que tiene, la ropa cara y de marca, las vacaciones que disfruta, y nosotros no podemos hacer nada, algo estas haciendo mal “ Los padres van perdiendo injustamente el respeto de los hijos, a veces hay reproches en la misma pareja. 

Estamos inmersos en un mundo muy injusto donde ser buena gente llega a ser una mala elección. A los buenos les va mal y a los malos les va bien. Ese es el mensaje que se recibe y que condiciona todo lo que la organización social tiene que decidir. Un mundo donde los malos triunfan y a los buenos les va mal se convierte dia a dia en UN MUNDO PEOR.  Donde esta el limite? Seguirán creciendo los malos y sus adeptos? Los ciudadanos serán ciegos por siempre? La adoración de los ídolos no va a desaparecer algun dia cuando la gente se de cuenta que los han engañado?

Miremos el mundo, veamos quienes están en el poder, ya sea por izquierda o por derecha. Al parecer estos dos conceptos no tienen vigencia hoy en dia. Hoy tenemos los buenos y los malos, los que roban y los que viven de su esfuerzo, los que matan y los que cuidan la vida, los que destruyen y los que arman. Solo miren quienes gobiernan a las potencias, piensen como llegaron alli, vean cual es su fortuna y como la hicieron, analicen las medidas que toman desde sus cargos. Solo miren cuanto odio hay en organizaciones extremistas, tambien sin importar de donde provengan. La vida esta devaluada, hoy en Default, no vale nada. 

Cual es el futuro entonces?  No será hora de ponernos serios y comenzar a pensar que la vida no es solo hoy y ahora, no es solo la próxima semana. No habría que pensar en nuestros hijos y el mundo que le dejaremos? No es momento de cuidar a los nietos, de intentar dejarles un mundo un poco más habitable y con menos violencia? 

Solo tomando conciencia de lo que hoy estamos haciendo podremos cambiarlo. Nadie se cura de lo que cree que no padece, nadie deja un vicio que cree que no tiene, nadie adelgaza si cree que está flaco. 

Nada va a cambiar si continuamos adorando a los ÍDOLOS DE BARRO, si volvemos a votarlos, si no los controlamos y si les permitimos abusar del poder que tienen. 

MERECEMOS ALGO MEJOR.