UN DIA PARA FESTEJAR LOS 73 AÑOS

DE LA INDEPENDENCIA DE ISRAEL

0
703

DE LA INDEPENDENCIA DE ISRAEL

Editorial  de   Bernardo Ptasevich   14 04 2021

EL MILAGRO

Había una vez un grupo unido por su cultura, sus costumbres, su fe, y su historia que pusieron en marcha la utopía de hacer un país que en pocos años se convertiría en una increíble POTENCIA MUNDIAL. 

Reforzando esta iniciativa, gente de todo el mundo con antecedentes familiares de padres o abuelos que compartían esos motivos e ideales acudieron a la creación de ese Estado, a convertir un desierto en tierras productivas, a plantar árboles, a cuidar el agua mientras buscaban soluciones tecnológicas para resolver ese importante problema. 

Rodeado de enemigos hostiles y violentos que quieren tirarlos al mar, no dejaron de trabajar en forma muy sacrificada para lograr los objetivos. 

Emprendedores por naturaleza, estudiaron, trabajaron duro, crearon tecnología, y comenzaron a destacarse en todas las áreas, no solo a nivel local sino también a nivel mundial. 

No adoptaron el inglés, el francés, ruso, alemán o español, sino que crearon un idioma difícil pero propio, una identidad que era parte del proyecto, Pero eso no indico un encierro sino que poco a poco el inglés fue casi obligatorio en los planes de estudio para poder comunicarse con el mundo y abrir la economía. 

Aparecieron líderes muy importantes, estadistas que se pusieron al frente de esta utopía para poco a poco convertirla en realidad. Durante este proceso, cada ciudadano ha sido un HÉROE con mayúsculas. Un proyecto colectivo con mucho convencimiento y muchos héroes individuales coordinados. 

Pasaron pocas décadas, y en muchas partes del mundo comenzaron a tomar sus logros como ejemplo, a imitar o tomar directamente los adelantos que se iban produciendo. También este éxito genero envidia y más odio entre los sectores que se oponen a la existencia de este Estado y a grupos antisemitas que existen desde siempre. 

LA ENVIDIA 

Muchas organizaciones en el mundo boicotean a Israel y a todos sus logros científicos, tecnológicos, médicos, y en muchos más rubros. Gastan millones de dólares en campañas publicitarias internacionales, en logística, en empleados y hasta en sumas enormes para los voluntarios, que aun si se supone que no cobran generan costos muy grandes en movilidad, materiales, y todo lo necesario para sus acciones. Sería interesante saber de dónde sale todo ese dinero, de donde provienen los fondos, quién paga y por qué. Lo curioso es que todas esas organizaciones, al igual que sus integrantes en su vida privada, usan todos los inventos del país al que están boicoteando. Que paradoja… la comodidad supera al supuesto idealismo. 

EL APOYO INTERNACIONAL

El apoyo internacional no es permanente ni seguro, cambia según quien está en el poder en cada país, cuál es su ideología, o con quienes son sus relaciones en el mundo. Generalmente a las dictaduras o a los gobiernos autoritarios, no les agrada ver un Estado democratico en Medio Oriente, no les gusta el ejemplo de libertad que pueda modificar su poder si el ejemplo cunde en sus países. El avance de Israel en su corta vida y el retroceso de otros sitios genera admiración en unos y defensa (traducida en posible agresión) en otros. Quienes nos apoyan lo hacen por conveniencia, cuidan como es lógico su espacio y su país. Cuando las condiciones cambian, los apoyos también se modifican. Muchos tienen grandes inversiones en países que son nuestros enemigos y eso condiciona pensar quién tiene razón, o que corresponde hacer para ser justos. Los intereses juegan fuerte a la hora de decidir. 

LOS ENEMIGOS

Resulta raro, pero los paises que asesinaron a tantos judios durante el holocausto no son hoy los principales enemigos de Israel. Sin embargo Iran, Siria, Libano, y algún otro aliado, quieren hacernos desaparecer de la faz de la tierra. Turquia, con un gobierno islamista que viste de traje y corbata se convierte muchas veces en aliados de los enemigos. Rusia juega al policía bueno, policía malo, nunca se sabe para donde agarra, pero sus inversiones los condicionan así como las expectativas de dominar un mercado de millones y millones de personas, potencialmente atractivo. Actualmente la mayor preocupación es el desarrollo nuclear de Irán, quienes piensan que el nuevo gobierno de los EEUU será más condescendiente con ellos y les hará más concesiones. Israel no puede confiar en nadie para evitar que eso se convierta en realidad. Ante ese peligro está solo y deberá defenderse, o quizás tomar la iniciativa si el peligro crece. Como si esto no fuera suficiente, Israel tiene sus propios enemigos internos. A pesar de ser una potencia mundial en muchos aspectos, las luchas internas amenazan con cumplir desde adentro lo que tanto nos cuesta defender para afuera.

IOM HAATZMAUT, EL FUTURO Y LA ESPERANZA

 Israel tuvo líderes que condujeron los logros desde su nacimiento, pero no fueron ellos los que lograron los éxitos, los orientaron y apoyaron, le dieron un marco para que sea posible. Los héroes reales fueron nuestros soldados, nuestro Ejército, (que son nuestros hijos, familiares o amigos), los Médicos, los Científicos, los Inventores, los Genios de la tecnología, los Empresarios privados, los Emprendedores que lograron salir al mundo con nuestros productos y servicios conquistando mercados en cada rincón del planeta. También los son cada dia los ciudadanos que decidieron formar su familia en este lugar, proyectar su vida y su futuro en esta tierra.  Que nadie se atribuya el ÉXITO de las cosas buenas que sucedieron en estas décadas, por el contrario, que quienes nos gobiernen se hagan responsables de los fracasos que también los hay. En momentos de gran incertidumbre política, con un sistema electoral poco efectivos y partidos llenos de políticos viejos, sin importar si son de derecha, izquierda o centro, hacen falta cambios profundos. Mantener lo que se hizo bien, corregir las cosas que hoy generan problemas en la población, y seguir para adelante, teniendo en cuenta a todos, no solamente a un sector. Este país no merece tener gobernantes mediocres, funcionarios corruptos o tan mezquinos que prioricen sus intereses personales por encima del bien común. Es hora de abrir la puerta a profesionales y políticos jóvenes, si es posible no contaminados con ese tortuoso camino de los partidos, gente de afuera de la política tradicional. No se puede pensar en el futuro sin un gran acuerdo que contemple las cosas en las que todos están de acuerdo y donde se negocie razonablemente sobre las diferencias. Que el ego no los ciegue, porque todos seremos perdedores. Al cumplir un año más de su joven vida debemos convocar a la cordura de los gobernantes y de los ciudadanos como única forma de tener un futuro exitoso que consolide lo realizado y cumpla otras metas de progreso y convivencia. 

FELIZ CUMPLEAÑOS , ESTADO DE ISRAEL