UNA GUERRA DENTRO DE OTRA GUERRA

0
1860

HASTA CUANDO ISRAEL PODRÁ MANTENERSE AL MARGEN?

Autor: Bernardo Ptasevich

EL CONFLICTO PARECE NO TENER SALIDA

La guerra en Siria es un conflicto difícil de entender. Cuando los contrincantes son considerados unos malos y otros peores según quien los juzgue, no hay mucho para ganar y si hay mucho para perder. Sirios que han logrado salir del país dicen que solo cinco ciudades están hoy en manos del gobierno de Assad. El resto sería manejado por los rebeldes y fundamentalmente por el ISIS. Estos grupos tratan a su vez de dirimir la supremacía en una guerra dentro de otra guerra. Es tan compleja la situación que nadie sabe si lo que hoy es cierto lo será mañana. Todo puede cambiar a cada momento según quien vaya obteniendo triunfos militares parciales, ocupando territorio y apoderándose de  los pozos petroleros para financiarse.  He visto reportajes directos a personas que han recibido la orden de alistarse en los diferentes grupos y que han logrado escapar del país. Personas pacíficas, de familias pacíficas, que a partir de obedecer las órdenes se habían convertido en terroristas, ya sea rebeldes o asesinos del régimen. Luego desde el exterior no miraremos si esa persona entró obligada a hacer lo que hizo o porque esas son sus ideas y sus procedimientos. Al final para nosotros todos serán iguales y muy peligrosos aunque hayan sido obligados a servir para no morir junto a su familia en forma instantánea.

COHETES EN EL NORTE DEL GOLÁN

Intencionales o no, volvieron a caer cohetes de las Fuerzas Armadas Sirias en el Norte del Golán. Esto disparó las alarmas en Israel que no quiere permitir ningún tipo de agresión que genere peligro para su población o su territorio. Si bien no hay interés en participar directamente de ese conflicto, no está clara la futura posición israelí ya que depende en gran medida de los otros actores del concierto internacional.  Ante la agresión, aviones de las Fuerzas de Defensa de Israel, FDI, atacaron puntos concretos en Siria en los que se encontraban al menos tres objetivos del Hamas, quienes se supone lanzaron el ataque al territorio israelí. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, OSDH que dice tener una amplia red de información en Siria destacó que como mínimo tres cohetes israelíes golpearon en posiciones militares del gobierno en la provincia de Quneitra.  No se han denunciado muertes ni daños materiales en infraestructura, pero es un aviso claro de que se responderá en cada ocasión. A pesar de que Occidente no sabe cómo reaccionar ante una guerra que no termina de tomar un rumbo y en la que no confían en nadie, el Primer Ministro Israelí puso las barbas en remojo emprendiendo un urgente viaje hacia Rusia.

BENJAMIN NETANYAHU SE REUNIÓ CON VLADIMIR PUTIN

Atento a los movimientos militares rusos dentro del territorio sirio, entre los que se destaca la presencia de aviones SUJOI 30 en Latakia,  sofisticados sistemas de defensa aérea, buques de guerra y carros de combate T 90, Netanyahu resolvió viajar a Moscú acompañado del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Israelíes, el General Gadi Eizenkot y por el Director del Servicio de Inteligencia Militar, General Harzi Halevy. El objetivo inmediato era tratar de coordinar una especie de pacto de no agresión en las obligadas incursiones israelíes destinadas a bloquear cualquier llegada de armamento a los grupos terroristas. El Primer Ministro israelí manifestó su preocupación de que iraníes y sirios están construyendo un frente terrorista poderoso en la frontera norte con el Golán tratando de suministrar moderno armamento a Hezbollah. Según lo declarado por Netanyahu al terminar la reunión, el Presidente Ruso aceptó crear un mecanismo para evitar choques por malos entendidos, lo cual parece más una declaración de buena voluntad que algo concreto e institucional. Sin embargo, no se descarta crear zonas de influencia y horarios para las operaciones de las fuerzas que actúan contra el ISIS para que no interfieran entre ellos. Rusia está interviniendo directamente en el terreno de los hechos, ya sea en el conflicto o en su posible solución. Tiene varios drones sobrevolando el país. Asegura que solo suministra a Siria e Irán armas defensivas que no alteran el equilibrio militar en la zona.

BARACK OBAMA Y PUTIN SE VEN LA CARA EN LA ONU

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia mantienen encuentros en New York durante su estadía por la Asamblea General de la ONU, en los cuales buscarán dirimir sus diferencias frente al conflicto en Siria así como abordar todo lo referente a la situación de Medio Oriente. Vladimir Putin cree que se ha cometido un gran error en no apoyar al Presidente Assad a luchar contra los terroristas. Por su parte, Obama no quiere volver al pasado pero adelantó que está dispuesto a trabajar con cualquier nación para resolver el conflicto, lo que es un guiño indicativo de que puede llegar a un acuerdo con los rusos. Ambos mandatarios están pensando la forma de unificar sus esfuerzos contra el Estado Islámico que a esta altura es la principal preocupación común. Es por ello que a pesar de las diferencias notorias, intentarán lograr un periodo de transición con Al Assad en el poder, por lo menos hasta que el ISIS sea derrotado. Para complacer a Barack Obama, el presidente ruso deberá convencer a su homónimo Sirio de que pacte con las fuerzas moderadas de los rebeldes, apoyadas hasta ahora con armas y suministros por los Estados Unidos.

ISRAEL NO SE PODRÁ MANTENER AL MARGEN

Está claro que la situación ideal es no intervenir, no jugar a favor ni de uno ni de otro grupo dentro del país vecino. Al final, si Assad termina siendo apoyado por ambas potencias, quedará en el poder un asesino brutal que no se cansará de decir que lo hizo en defensa del país, aunque no por ello será considerado menos sádico y sangriento. Pero la política internacional y la estrategia de defensa israelí no permitirán que esto se mantenga por mucho tiempo. La reunión entre el gobierno de Jerusalem y el de Moscú, puede haber logrado en forma privada algo más que el simple pacto de no agresión. Ante las barbaridades del ISIS y su crecimiento vertiginoso, es posible que EEUU y Rusia culminen acordando pactar algo con el gobierno de Al Assad en la seguridad que su debilidad actual no traerá ningún peligro adicional para la comunidad mundial. El Presidente Sirio no puede pensar por varios años, si logra mantenerse en el poder,  en nada que no sea reconstruir el Estado, las ciudades en ruina, la vida de los habitantes, las relaciones internacionales, y varios temas que nada tienen que ver con abrir nuevos focos de conflictos. Para Israel también parece ser el mal menor. ISIS y los grupos rebeldes afines a Al Qaeda quieren destruir a Israel y no van a medir las consecuencias. Pueden lanzarse a una aventura bélica sin que nada los contenga. El momento de decisión llegará cuando las diferencias entre las potencias se vayan eliminando o puedan acercar posiciones. Si EEUU puede pactar con Irán, no sería nada raro que pacte con Rusia para encaminar este desastre a una salida mala pero mejor que lo que está en ciernes.