EL PADRE ADOPTIVO DE LA BOMBA NUCLEAR IRANI

0
1419

El acuerdo abre las puertas al Medio Oriente nuclear

LA HISTORIA RECORDARÁ A BARACK OBAMA COMO

EL PADRE ADOPTIVO DE LA BOMBA NUCLEAR IRANÍ

Autor Bernardo Ptasevich

Barack Obama fue electo Presidente de los EE.UU marcando un hito en la historia de ese país cuyos habitantes dejaron de lado la discriminación para votar al primer mandatario negro de la historia. Se presentaba así una oportunidad única, no solo a nivel interno sino también a nivel mundial. El, que sabía de los pesares de las minorías, estaba en inmejorables condiciones para cambiar las cosas. Pero entre la realidad y la fantasía hay una distancia demasiado grande. Los problemas internacionales y los de la propia Nación Americana nunca le dejaron camino libre para actuar y llevar a cabo dicha tarea. Pero el puso su parte, le faltó voluntad política, convicción y fuerza. Sus devaneos permanentes y sus indecisiones marcaron su gobierno y su liderazgo.

UN DISCURSO PARA CADA PLATEA

El presidente de los Estados Unidos de América nunca comprendió bien la palabra reconciliación, ni el término soluciones. En su lugar creyó que lo mejor era que cada parte de los conflictos escuche de sus labios lo que querían escuchar. Fue tan así que tuvo un discurso para las minorías, uno para los privilegiados, uno para los judíos y otro para los árabes, uno para Occidente y otro para los terroristas. Puesto en el compromiso de combatir el terrorismo lo hizo sin demasiado empeño, así como jamás enfrentó a quienes los financian y asisten. No tuvo el convencimiento como para tomar otro tipo de compromisos con la realidad y eso rebaja al mínimo su condición de líder mundial. Su actitud conciliadora con el extremismo político de Irán, muestra su debilidad, impotencia e irresponsabilidad.

BARACK OBAMA ACOMPAÑA EL CAMINO A LA BOMBA NUCLEAR

Su defensa del acuerdo con Irán será recordado siempre y juzgado por la historia. Si los iraníes consiguen al fin su bomba atómica, solo habrá un gran responsable en la mira, muy por encima de los otros países que lo apoyan en las negociaciones. La exteriorización de su temor para decidir lo que hay que decidir, la desconfianza a sus raíces musulmanas que le dan una visión muy particular y diferente a la de la mayoría de los ciudadanos de su país, su permisividad y su ingenuidad, todo ello va en favor de facilitar la temida fabricación de las armas nucleares iraníes. Los líderes de Irán disfrutan de manejar las negociaciones a su antojo. Se sienten imprescindibles en la lucha contra el ISIS, y hacen valer su papel desde su fortaleza. En un mundo donde lo imposible no existe, donde ya vemos como algo normal morir miles de personas por dia en manos del extremismo, ya nada puede asombrarnos.

COMIENZA UN LARGO CAMINO SIN RETORNO

Si finalmente se aprueba el acuerdo con Irán, y más allá de las cláusulas que contenga el mismo, habrá comenzado sin oposición alguna el camino que convertirá a Irán en una potencia nuclear. Salvo Israel, cuya existencia corre peligro, el resto de la comunidad mundial aprovechará para mirar hacia otra parte, algo que ya hacen actualmente. Solo que ahora será algo oficial, algo que se podría decir, declamar y defender en base a un supuesto acuerdo legal. Pero, es legal poner en peligro a un país entero como Israel? Es legal que occidente tenga que estar a los pies de lideres fanaticos y extremistas que quieren ampliar su poder y dominar al resto? La decisión de la firma del acuerdo no será exclusiva y solamente de B. Obama pero no se podría hacer sin el. No se aprecia que el líder norteamericano esté actuando bajo presión, más bien lo hace por convencimiento propio. Arriesga a otros a quienes quizas deberia cuidar y defender. Los nefastos resultados del avance iraní no sólo perjudicarán a Israel. Un poco después, otras naciones democráticas del mundo y su propio país sufrirán las consecuencias.

IRÁN NUNCA CUMPLE LO QUE FIRMA Y ESQUIVA LOS CONTROLES

Los Ayatollahs nunca van a permitir que alguien controle lo que no quiere. Las visitas serán anunciadas y solo a sitios que no son sensibles al programa atómico real. No quieren producir energía atómica para utilización médica u otros usos civiles, la quieren para cumplir con su obsesión: eliminar al Estado Judío. Los países que gestionan el acuerdo están desconociendo y no toman en cuenta las declaraciones públicas de los líderes iraníes que no han cambiado ni un ápice. Las armas nucleares serán usadas en caso de obtenerlas no solo contra Israel, luego será contra sus propios países. Puede la comunidad internacional ser tan tonta de ayudar a quien los quiere destruir? Es que el odio puede más que el razonamiento. Hoy en día israel es odiado por antisemitas que están diseminados por el mundo, que sea han metido en el entretejido social para cultivar su semilla de maldad y rencor. Barack Obama está ayudando a que todo esto suceda.

LOS IRANÍES DESAFÍAN AL SENADO DE LOS ESTADOS UNIDOS

Si finalmente se firma un acuerdo con Irán, el presidente Barack Obama deberá esperar la decisión del Senado de su país. Para seguir negociando tuvo que comprometerse ante sus legisladores a la posibilidad de que el documento sea vetado. El Senado de EE.UU tiene 30 días de plazo para revisar dicho pacto,dar su aprobación o rechazarlo. El líder de los republicanos Mc. Connell dijo que los detalles del acuerdo conocidas hasta hoy “no garantizan lo suficiente como para que Irán no obtenga armas nucleares” El grupo G5+1 reunido en Austria, formado por EE.UU, Francia, China, Rusia y el Reino Unido y Alemania, siguen empeñados en lograr cualquier tipo de arreglo. Pero los Republicanos en el Congreso de USA defenderán su posición de no firmar nada antes de aceptar un mal acuerdo. Salvo cambios importantes en el documento final o componendas politicas internas no habituales en ese pais sera dificil pasar la barrera legislativa de los EE.UU.

BENJAMIN NETANYAHU ANTE LA PELIGROSA ENCRUCIJADA

Los israelíes no tienen demasiado que hacer en el asunto. Han sido dejados de lado como parte de las tratativas a pesar de ser la primera víctima anunciada por los fanaticos Ayatollahs. Sin embargo el Primer Ministro Benjamin Netanyahu espera poder convencer a algunos senadores estadounidenses para que veten el acuerdo. No le dará trabajo hacerlo con la mayoría de los Republicanos pero va a marcar su presencia. Espera poder obtener apoyo de algún senador demócrata para poder inclinar la balanza. Esto que parece una intromisión en los asuntos de otro país no es más que legítima defensa. Si se firma el acuerdo y los senadores americanos lo aprueban el gobierno israelí se verá entre la espada y la pared. O acepta con sumisión esa decisión y espera los acontecimientos, (algo realmente peligroso) o se prepara definitivamente para atacar las instalaciones nucleares iraníes cuando considere que la obtención de la bomba nuclear es inminente. La segunda opción lo pondría en contra de sus propios aliados y la comunidad internacional, pero convengamos que la firma de este acuerdo convierte a esos aliados en otra cosa muy diferente. Si se firma este acuerdo, Barack Obama será recordado por la historia como el padre adoptivo de la bomba nuclear iraní, y sus cinco aliados como los tios politicos de la misma.