EL ABASTECIMIENTO DE PETROLEO AL MUNDO

0
1105

IRAN PRESIONA A OCCIDENTE CON CORTARLO

La dependencia del petróleo en el funcionamiento de todos los países del mundo nos ha hecho más débiles. La posibilidad de manipular el transito del oro negro es también un arma muy potente en manos de las autoridades iraníes. Cuando parece inminente la toma de decisiones militares por parte de algunos países de occidente podemos ver como Irán publicita cada uno de sus ejercicios tratando de mostrar su poder o incluso de hacer creer que es mayor al que posee realmente. Nadie sabe a ciencia cierta de qué forma va a responder Irán a un ataque internacional contra sus instalaciones nucleares. Todos suponemos que el primer paso será agredir a Israel con cohetes de todo tipo y de gran poder destructivo. A las declaraciones que nos mostraron miles de cohetes apuntando a nuestro país, se suman ahora otras que nos dicen de otros métodos complementarios con los que tendremos que enfrentarnos durante un posible choque armado. La posibilidad de cerrar los caminos al tránsito de petróleo hacia occidente no se refiere solamente al crudo iraní. Por las mismas vías que amenazan cerrar se transporta la producción de otros países petroleros, lo que hace que el problema pueda tener mucha relevancia.

Ejercicios militares no son mensajes de paz

«El ejercicio mostrará la capacidad defensiva y el poder de disuasión de Irán, y transmitirá un mensaje de paz y amistad en el Estrecho de Ormuz, el Mar de Omán y las aguas libres del océano Indico» Estas palabras del comandante de la marina iraní Habibollah Sayyari refiriéndose a los ejercicios militares de la Marina de su país nos muestra que el entorno de Ahmadinejad esta tan loco como su líder. Parece inconcebible que amenazantes ejercicios de guerra puedan ser «un mensaje de paz y amistad». Los iraníes subestiman la capacidad de comprensión de los ciudadanos occidentales y de los líderes que los gobiernan. La mentira y la retorica trata de retocar y matizar la realidad. Pero todos sabemos de qué se trata el régimen extremistas de los Ayatolah y de su títere principal, el presidente iraní.

El objetivo es borrar a Israel del mapa

Esta y todas las acciones del actual poder iraní apuntan al objetivo de destruir Israel. No importa ni va a importar cual sea el pretexto de turno para intentarlo. El ataque a sus instalaciones o cualquier otro que occidente produzca en su territorio será un detonador que marcara el inicio de las acciones que intentaran cumplir con el objetivo. Irán está obsesionado con ello y no le importan los daños que va a recibir para justificar su respuesta. Ya han demostrado lo poco que respetan los derechos de sus propios ciudadanos, los han amordazado y castigado por cualquier acción que pueda afectar el poder que tienen. No van entonces a preocuparse por que mueran muchos miles de iraníes si eso les permite tratar de cumplir su sueño maléfico. Occidente por ahora le da letra a los discursos y a las amenazas de Irán. Dice que hará lo que todavía no ha decidido hacer y trata de que Israel tome todas las responsabilidades en frenar la locura nuclear antes de que sea tarde.

Israel no será un mero espectador de los acontecimientos

La principal carga de la respuesta iraní caerá en territorio israelí sin importar el grado de participación o abstención en futuros ataques a las instalaciones nucleares de Irán. Nadie tratara de evitar esa situación y tendremos que afrontarla de todos modos. Por lo tanto será importante no participar como uno más en las operaciones. Israel debe tener poder de decisión y de mando, única forma de responsabilizarse ante su pueblo y dar un claro mensaje que lo defenderá hasta las últimas consecuencias. En este caso la ambigüedad no es recomendable. Seremos los principales perjudicados y hay que tomar el toro por las astas. El mensaje claro de que Israel no permitirá la obtención de armas nucleares a Irán no hará mas grave la situación. El mundo e Irán piensan que tenemos armamentos poderosos. Saben que nuestro ejército se prepara constantemente para afrontar una situación de grandes dimensiones como la que se anuncia y que esto no va a ser un juego de niños. También nosotros tenemos que tomar conciencia que sufriremos y viviremos situaciones nuevas y de gran peligro. Mal que nos pese seremos si o si el principal protagonista de esta historia porque estamos obligados a defendernos incluso atacando antes de que sea tarde.

La especulación previa de los países afectados

Todos los países de occidente tienen alguna relación con Irán y mucha dependencia que emana no solo del abastecimiento de combustibles. Los negocios iraníes se han extendido en el mundo de tal forma que también abarcan a sus enemigos. Los intereses económicos hacen que los gobiernos no tengan libertad para decidir. Realizar acciones justas y necesarias puede afectar sus economías. Por eso especulan y se posicionan donde más les conviene que es en una segunda línea. Es mucho mejor que Israel ponga la cara por todos, incluso para los Estados Unidos. Pero los negocios caerán de todos modos. No hay transacción ni interés económico que sea más importante que evitar que los iraníes obtengan armas nucleares. Un Irán nuclear en manos de fanáticos malvados pondrá a occidente de rodillas incluso para comprar o vender cualquier producto. Si Ahmadinejad actúa de esta forma sin poder nuclear no hay que imaginar demasiado como lo hará si lo obtiene.

Hay que parar el extremismo en todas partes

De por si el poder nuclear es un gran peligro. Pero ello se potencia si está en manos de gente extremista que no tendrá ningún pudor en utilizarlo. Por eso la lucha debe apuntar también a combatir el extremismo, el fanatismo y toda forma que atente contra el razonamiento y la tolerancia. En estos días hemos tenido lamentables acontecimientos también dentro de nuestro país. Extremistas han atacado a nuestro ejército, enfrentado a la policía y agredido de alguna forma a niños y mujeres. No queremos eso y no lo toleraremos. Así como lo combatimos y lo denunciamos hacia afuera debemos ser firmes cuando la locura quiere instalarse también entre nosotros. Debemos repudiar toda forma de discriminación, violencia e intolerancia. Dar un mensaje a nuestros ciudadanos y también mostrar al mundo que lo que exigimos afuera lo cumplimos en casa. La gran mayoría de los israelíes rechazamos los últimos sucesos y apoyamos a las autoridades para que pongan en su carril a los responsables con las únicas armas que podemos y debemos usar. La justicia y la democracia. La libertad de los intolerantes termina donde comienza la libertad de los demás.