LA PAZ SE ALEJA Y LA GUERRA ES CADA VEZ MÁS INMINENTE

2
364

Países amenazados y países que amenazan son el nuevo ajedrez mundial

Autor     Bernardo Ptasevich

Aunque tratemos de ser positivos y pensar que no habrá guerras o enfrentamientos, la realidad nos golpea la puerta cada día. Odio la guerra y la violencia, es lo unico que aprendi a odiar. Sin embargo y al parecer, las cosas que uno odia a veces se hacen necesarias. No dejarás de odiarlas, pero entenderás que no hay otra opción y que debes asumir la realidad de lo que sucede. Las soluciones pacíficas, las negociaciones, el uso de la razón y los acuerdos se hacen imposibles cuando una de las partes no está interesada o desea continuar matando y muriendo como si fuera esa la razón propia de su existencia. Debo entonces aceptar que eso que odiamos es lo único que podemos hacer para que no nos maten, para que no exterminen a nuestros amigos, familiares y vecinos, para que no hagan desaparecer nuestras costumbres, tradiciones y a nuestro país.

LA PAZ ESTÁ CADA VEZ MÁS LEJOS

A pesar de las declaraciones del flamante presidente de los Estados Unidos expresando que en su gobierno se alcanzara un acuerdo entre Israel y los palestinos, la realidad dice todo lo contrario. No solo en este conflicto. En otras partes del planeta donde hay disputas por diferentes motivos es más probable que haya enfrentamientos y guerras que paz. La proliferación de armas mortíferas, crueles y masivas, el uso de químicos o la posibilidad de misiles nucleares, envalentona a los que no tienen el mínimo pudor ni remordimiento, los que no aman al prójimo sino que lo quieren destruir. Esas armas dan mucho poder y ya sabemos que el poder corrompe, que es nocivo para el razonamiento y mucho más para los buenos sentimientos. Esa gente no se pone nunca en el lugar del otro, la empatía no existe en su vocabulario. Mientras millones de ciudadanos del mundo piensan en la paz como objetivo esta se convierte en utopía y cada dia es mas lejana la posibilidad de obtenerla. Otros en cantidad menor pero con peligrosidad mayor hacen mucho ruido en favor de la violencia y la guerra. Se arman hasta los dientes con ayuda de quienes actúan en las sombras pero financian y dan infraestructura, educan en el odio y se preparan cada día para eliminar a su enemigo. Un enemigo creado por ellos que da vueltas en su mente enferma como un peligro para su poder ilimitado. Me pregunto, si no hubiese terrorismo, fanaticos, o suicidas, que en su gran mayoría son islamistas, que razón habría para que los judíos u otras personas e instituciones del mundo odien a los árabes? Ahora, si no los enfrentamos para defendernos, los islamistas fanáticos y quienes  los ayudan nos odiarían de todas formas. Es algo intrínseco, está dentro de su ADN y sin retorno. Son almas que están teñidas con el rojo de la sangre y el negro de la muerte. Y así llegamos a que una muerte trae otra muerte, un herido muchos otros heridos y la guerra otra guerra. Una y otra vez, en un espiral sin fin. “La paz está cada vez más lejos”

CUANDO LA GUERRA ES LA ÚNICA OPCIÓN QUE NOS DEJA EL TERROR

Enfrentar a los terroristas, eliminar cédulas de adoctrinamiento, controlar los centros donde se reclutan suicidas, todo eso que se hace imprescindible para subsistir nos sitúa sin remedio al borde de una guerra. Este es un momento crítico en todo el mundo. El cambio de gobierno en EEUU, la llegada de un Presidente que va de frente sin medir consecuencias (o sabiendo cuáles son las mismas) y  la salida de Barack Obama quizás el Presidente más permisivo con el islamismo fanático, (cuyo mayor logro puede haber sido posponer las cosas para que las papas quemen en nuevas manos,) hace que los tiempos se aceleren.  Países que siguen en pleno desarrollo de bombas nucleares, otros  probando misiles que pueden portar esas bombas llegando a puntos del planeta nunca antes pensados. La reciente utilización de armas químicas en Siria, los ejercicios y exhibiciones  de armamento,  la ostentación pública de fuerzas militares y las permanentes intimidaciones o amenazas, no nos pueden llevar a un panorama de conversaciones sino a la guerra. En el caso de Israel, los vecinos han aprovechado este periodo sin enfrentamientos importantes para armarse, negociar con sus aliados, mejorar sus arsenales, en definitiva,  prepararse para intentar cumplir con sus nefastos objetivos. Rusia está metida de pies y manos en Siria, defendiendo sus intereses, sus negocios y sus inversiones por encima de todo. Los iraníes buscan un punto geográfico más cercano a su presa, participando en el conflicto. Los persas financian y organizan la llegada de terroristas de Hezbollah a territorios vecinos de Israel. Aprovecha la distracción de la guerra en Siria para transportar a través de su territorio con destino al Líbano armamento y municiones de gran poder. Esto provocó hace pocos días  el ataque llevado a cabo por aviones israelíes cerca de Damasco, cuando es sabido que Israel no ha querido intervenir en ese conflicto más que con ayudas médicas a los damnificados. A su vez Siria respondió con misiles antiaéreos, algo que tampoco había realizado anteriormente. Todo esto puso en peligro a tropas y armamento ruso que se encontraba cerca de la zona.

NO HAY MUCHAS OPCIONES DISPONIBLES

Debemos dejar que las armas lleguen a destino? Cada arma destruida son ciudadanos israelíes que no serán asesinados. Eso justifica ampliamente lo que se ha hecho y posiblemente sea necesario intensificar esas acciones. Hezbollah trata de reforzar su alianza con Irán y que Rusia haga la vista gorda ante sus acciones. En la Franja de Gaza la situación no es mucho mejor. Grupos que disputan su poder con Hamas desobedecen las órdenes del grupo terrorista que cree que el momento no es adecuado a sus intereses. Ellos hacen sus propios lanzamientos de misiles posiblemente para provocar la reacción israelí mientras Hamas no los puede controlar. Ya han conseguido resultados. Israel ha destruido infraestructura de lanzamiento de cohetes y de seguir asi la situacion seguramente lo hara cada vez con mas intensidad. Viendo todo el panorama que se nos presenta podemos deducir claramente que “la guerra esta mucho mas cerca que la paz”. El cielo de Israel ha sido surcado durante más de dos días por aviones y helicópteros que según lo anunciado corresponden a ejercicios programados, pero estos fueron de una intensidad no habitual en los últimos años. Ninguna compañía de teatro ensaya diariamente doble turno si no es porque piensa poner su obra en cartelera. Israel sabe que hay una clara posibilidad de entrar en guerra muy pronto. Siria informó que ha derribado un avión israelí, lo cual fue desmentido por las FDI. Pero cualquier chispa de ese tipo que realmente dé en el blanco haría estallar la próxima guerra. Por parte de Hezbollah, en nombre de Alá, (perdón, quise decir en nombre de Irán), por parte de Hamas o alguno de los grupos que hay en la zona, por algún grupo de ISIS que curiosamente ande cerca o incluso por Rusia si alguna chispa los llega a salpicar por error o por ser inevitable. Mientras tanto EEUU y Corea del Norte, se amenazan mutuamente pudiendo provocar la mayor guerra producida hasta el momento y con las peores consecuencias. Lejos de esta gravedad pero no menos peligrosa es la guerra económica y comercial que se ha desatado y que amenaza con cambiar las reglas de juego. La paz se aleja cada vez más, la guerra se acerca y se hace cada vez más inminente.

2 Comentarios

  1. You can definitely see your enthusiasm in the work you write. The world hopes for more passionate writers like you who are not afraid to say how they believe. Always go after your heart.